Polestar 1

En el Salón de Frankfurt, Volvo nos dejó con la boca abierta presentando una de las creaciones más bellas de los últimos años. La crítica fue unánime, era una escultura con rodante, un cupé espectacular que inspiró las formas del Volvo S90 que puedes encontrar en el catálogo de la firma sueca.

Aquel coche, el Volvo Concept Coupé, era el regreso de la marca a los modelos de dos puertas tras la desaparición del Volvo C70, otro modelo que destacaba por lo bonito de sus líneas (sobre todo la primera generación, al menos para quien esto escribe). Pero no sólo era un automóvil hermoso, sino que además, adelantaba muchas cosas como la plataforma modular SPA (Scalable Product Architecture) y un motor, un sistema híbrido enchufable, que ha terminado igualmente en producción.

Polestar 1 vista tres cuartos trasera

Hace ya cuatro años de aquello y muchos, entre los que me incluyo, hemos esperado ver en producción un cupé como ese concept. Hasta hoy. Polestar se adueña del espectacular diseño y lanza el Polestar 1, el primer modelo de la submarca deportiva de Volvo. Pero una submarca deportiva muy especial, ya que sólo creará modelos electrificados. Un final que nadie llegó a imaginar cuando los suecos anunciaron la compra de Polestar.

El Polestar 1 no sólo es bonito, también es muy bestia. Potencia bruta electrificada bajo un traje tremendamente atractivo, pues esconde un grupo propulsor híbrido de 600 CV y 1.000 Nm, con una autonomía eléctrica de 150 kilómetros. No hay en el mercado ningún modelo similar que ofrezca esas cifras y mucho menos, una autonomía eléctrica de esa magnitud. Dicha unidad de potencia, como les gusta llamar a los híbridos en algunos lugares, se compone de un 2.0 Turbo de gasolina y dos motores eléctricos, colocados en el eje trasero.

Polestar 1 vista trasera

Como híbrido que es, puede funcionar exclusivamente con los motores eléctricos, ofreciendo 150 kilómetros de autonomía, comentados anteriormente y además, trabajando como un modelo de propulsión con 221 CV. Sólo cuando los tres motores funcionan al unísono se alcanzan los 600 CV (siendo un tracción total).

Al igual que otros modelos de Volvo, tendrá un sistema con cuatro modos de funcionamiento: Hybrid, Electric, Power y AWD. Así mismo, cuenta con la adopción por primera vez en un modelo de producción, de los amortiguadores Öhlins Continuously Controlled Electronic Suspension (CESi). Es la primera vez que se aplican a un coche de producción. Equipo de suspensión, por cierto, encargado de controlar una carrocería fabricada con fibra de carbono que según el comunicado, es 230 kilos más ligera y un 45% más rígida.

Interior Polestar 1

Se trata de un coche muy avanzado. Se fabricará en China, gracias a una joint-venture con dos compañías del grupo matriz, Zhejiang Geely Holding. Se llevará a cabo en una planta de nueva construcción en Chengdu, que estará terminada y en condiciones de acoger la producción a mediados de 2018. Una central que tendrá una zona de pruebas, concesionario y un campus para que los clientes conozcan sus coches.

La adquisición de un Polestar 1 sólo se podrá realizar a través de internet, con un curioso modelo de compra. Será algo así como una suscripción mensual, a través de la cual los clientes pagarán una cuota al mes y al parecer, no tendrán que preocuparse por la depreciación, el seguro o el mantenimiento ya que está todo incluido. El contrato es de dos o tres años, y al final del mismo el cliente devuelve el coche y recibe uno nuevo.

Frenos del Polestar 1

Junto al Polestar 1, tanto Volvo como Geely han anunciado una inversión de 5.000 millones de yuanes (640 millones de euros) para impulsar la primera fase de desarrollo de Polestar. Estos, usaran parte de ese capital en la mencionada planta de producción y en los futuros modelos que están por venir, los Polestar 2 y 3.

El Polestar 2 será un modelo de tamaño medio y mecánica eléctrica, que llegará para plantar batalla con el Tesla Model 3. Será el primer coche 100% eléctrico del Grupo Volvo y el que más volumen de producción tendrá de los tres modelos de Polestar. Estará disponible a partir de finales de 2019 y se verá acompañado por el Polestar 3, un SUV de gran tamaño y también con motor eléctrico que todavía está en fase de diseño y no se sabrá nada de él hasta 2020 como pronto.

Polestar tiene previsto fabricar 500 unidades del cupé, de las cuales, sólo llegarían a Europa 80. No saldrá de fábrica hasta mediados o finales de 2019 a un precio de cerca de 150.000 euros impuestos incluidos.

Fotos del Polestar 1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here