Tesla Roadster

Llevamos bastante tiempo viendo como Tesla copa noticias, una tras otra, por diferentes motivos. Por un lado, los problemas de producción con el Model 3. Por otro, las pérdidas económicas cuyas cifras no son para tomar a broma (619 millones de dólares). También se está hablando de su forma de vender coches, con el famoso programa de referidos, por el cual podías conseguir uno de los nuevos Roadster gratis. Se han visto unidades de los tres modelos que fabrica en un parking acumulando polvo. Y el camión, recién presentado, ha terminado por copar la atención de todos.

Todo esto mientras surgían rumores de una cuantiosa inversión de Tata Motors en Faraday Future, Hyundai anunciaba el lanzamiento de ocho SUV antes de 2020 (quieren tener la mayor gama de SUV del mercado), Volkswagen salía a la palestra con un nuevo SUV que llegará antes del citado año e incluso se ha mostrado en Dubai una nueva versión del absurdo Devel Sixteen. Al mismo tiempo, el Lamborghini Urus se dejaba ver sobre nieve y Dallara (del que hablaremos en otra ocasión), ha presentado su primer coche de calle. Vamos, que el sector no ha estado precisamente parado y aún así, Tesla ha sobresalido por encima de todos.

Nuevo Tesla Roadster

Cierto es que Tesla es un fabricante muy particular, tanto por sus coches como por la forma de venderlos (¿sabes que acaban de inaugurar su primera tienda permanente en Madrid?) o por su CEO, el señor Elon Musk. Una conjunción de detalles que al final provocan cierta atracción, a pesar de sus acuciantes pérdidas económicas. Tesla sabe muy bien cómo acaparar la atención de los medios y si no, mirar su camión, el Tesla Semi. Un aparato que anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en cinco segundos (sin remolque) y una autonomía de 800 kilómetros. Evidentemente, con motores eléctricos y una capacidad para recargar 600 kilómetros en 30 minutos.

Unas cifras que, lógicamente, lo ponen en todos los titulares junto a una locura que realmente, poco sentido tiene, pero ahí está: si no sobrevives a una explosión termonuclear dentro del Tesla Semi, te devuelven el dinero. No tiene sentido algo así, como cabe esperar pero es algo con lo que han provocado toda clase de chascarrillos y sí, centrar toda la atención. Al igual que BMW domina el manejo del CFRP o Toyota las motorizaciones híbridas, Tesla, con Elon Musk a la cabeza, dominan la repercusión mediática.

Tesla Roadster visto desde atrás

Y si todavía no te lo crees o te parece poco, aprovechando la presentación del Tesla Semi, justo al final de la misma, han revolucionado a todos los medios dando a conocer, totalmente por sorpresa, la nueva generación del Tesla Roadster. Nadie se esperaba su presentación. Se había oído hablar del nuevo Roadster con la noticia del programa de referidos, con el que hacían descuentos en la compra del modelo y se llevaba rumoreando sobre su lanzamiento desde hace tiempo, pero han sido capaces de centrar la atención de todo el mundo en el camión. Filtraciones, teaser, promesas de todo y escondido entre las sombras, el Roadster tomaba forma. Han pillado a todo el mundo, o casi, con el pie cambiado.

Ha sido el secreto mejor guardado de la marca. El Tesla Roadster es, hasta cierto punto, uno de los coches más importantes de la marca. El primer modelo que los americanos fue, precisamente, el Roadster. Por entonces usaba como base de partida el Lotus Elise, no era tan espectacularmente rápido como los Model S y Model X y además, era como un agujero negro con el que se perdía dinero con cada coche vendido (lo confesó el propio CEO). Pero fue el coche que los dio a conocer siendo, como no, un éxito mediático.

Vista lateral del Tesla Roadster

El Tesla Roadster es un coche ‘de imagen’. Concentra toda la capacidad tecnológica de la firma, en una clara demostración de poderío. Un poderío eléctrico casi sin igual, superando incluso al Tesla Semi en su propia presentación, del que ya hablaremos en otra ocasión. Sirva como ejemplo que durante la propia presentación del modelo, se le ha comparado con el Bugatti Chiron. Y ojo, que de ser cierto todo lo que anuncian, la paliza que se lleva el hyperdeportivo francés es muy notable.

Desde Tesla prometen que será el coche ‘más rápido de la tierra’ y si tenemos en cuenta sus cifras, muy cerca se queda. No se ha mencionado potencia alguna, pero el par está próximo al de una cabeza tractora de un tren de cercanías: 10.000 Nm. Cuesta incluso creerse esa cifra de lo absurdamente alta que resulta. No han detallado cuantos motores tienen, pero si han dicho que cuenta con tracción total (¿dos motores, uno por cada eje?) y que será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos dos segundos. Exactamente, usando como referencia la página web y una publicación en el perfil de Twitter de Elon Musk, la cifra concreta es 1,9 segundos para completar el sprint. Pero además, acelera de 0 a 160 km/h en 4,2 segundos, realizando el cuarto de milla en 8,8 segundos al mismo tiempo que supera los 400 km/h. Brutal. No se puede usar otra palabra. Pero es que además, aseguran que su autonomía está entorno a los 1.000 km. ¿Cómo demonios han hecho todo esto?

Vídeo MP4 sacado de la web de Tesla

Por el momento, es un prototipo que debería llegar a producción, presumiblemente, en 2020. Pero Elon Musk se vanagloriaba en su presentación de haber fabricado el primer coche en romper la barrera de los dos segundos en el 0 a 100 km/h y, de haber creado el primer coche con una autonomía eléctrica de 1.000 kilómetros. Logros que son, desde luego, alucinantes y un claro golpe al sector. Según el propio Musk, una bofetada a los coches con motor de combustión.

No obstante, todavía hay más. Ya hemos dicho que Tesla es un fabricante muy particular, ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Así que ya están abiertas las reservas para los Tesla Roadster. Es decir, ya puede hacer el pedido de un coche que todavía está en desarrollo y previsiblemente, llegará en 2020. ¡Ni siquiera esa fecha es oficial! Pero quieto, no corras. Si quieres reservar un Tesla Roadster hay que dar un anticipo de nada menos que 250.000 dólares.

Habitáculo del Tesla Roadster

Tesla exige, al cambio, 215.000 euros como anticipo de reserva, que sólo te da derecho a entrar a la lista de espera. No hay compromiso de venta, aunque lógicamente, puedes recuperar el dinero retirando tu reserva y por tanto, el derecho a quedar con uno de los 1.000 Roadster que pretenden fabricar del que han denominado como ‘Founders Series’, una edición especial de lanzamiento. Si no tienes semejante pastizal para reservar uno de los 1.000 ejemplares, puedes invertir 39.000 euros en reservar una de las unidades posteriores, un Tesla Roadster ‘normal’.

Pero esta abertura de las reservas tiene otra finalidad muy clara. El truco del almendruco radica en una inyección de capital especialmente elevada. Todos los productos de Tesla crean una expectación sorprendente y si logran desatar una locura semejante a la del Model 3, meterían en caja nada menos que 250.000 dólares sólo con la edición ‘Founders Series’.

¿Habrá gente dispuesta a ello? De todo hay en la viña del señor como se suele decir, pero viendo los problemas con el Model 3 (detalles de acabado, problemas en la producción…), habrá mucha gente que no se atreva a dar el paso.

Fotos del Tesla Roadster

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here