Renault ZOE RS

Si todavía no te has dado cuenta del cambio que está sufriendo la industria del automóvil, debes vivir en una cueva o bien, no eres de los que siguen las diferentes idas y venidas de este mundillo. Y mira que está siendo bastante notorio…

Llevamos aproximadamente una década viendo como los SUV inundan las calles, los salones del automóvil y los escaparates de las tiendas. Estamos viendo el declive del diésel (en marzo, por primera vez en años, no llegaron al 50% de las ventas en España), los modelos urbanos han sufrido una transformación muy interesante y la electricidad, definitivamente ha llegado para quedarse.

Puedes ver, si eres observador, como los modelos híbridos comienzan a ser numerosos en cualquier carretera (con Toyota como principal protagonista). También es abundante el número de fabricantes que se han embarcado en la electrificación, parcial o total, de muchos de sus modelos mientras que las administraciones programan ayudas a la compra de este tipo de vehículos, favoreciendo incluso su circulación por el centro de las grandes ciudades.

Renault ZOE RS

La contaminación es el principal enemigo en estos momentos e incluso los deportivos se ven afectados y en la tesitura de tener que reducir la cilindrada de sus motores, empleando diversos ‘trucos’ tecnológicos como la sobrealimentación o bien, recurriendo a la hibridación. Aunque la opción elegida mayormente, es combinar ambas.

Pero si nos olvidamos de los inconvenientes de los motores eléctricos, lease autonomía y tiempos de carga (entre otras cosas, aunque sobre todo ésta última), nos encontramos con motores muy capaces, con una entrega de par explosiva a la vez que lineal, así como unas posibilidades de evolución brutales. Un caldo de cultivo que se postula como prometedor. Hay están los Tesla Model S P100 o NIO EP9 por poner unos ejemplos. Salvajes, potentes y rápidos. Sobre todo en aceleración.

Características que Volvo, según su último comunicado, pretende que ofrezcan todos sus coches a partir de 2019, cuando comenzará a vender exclusivamente modelos híbridos y eléctricos. Potencial que también parecen estar barajando en Francia, en la sede de Renault, pues Patrice Ratti, jefe de Renault Sport, comenta que andan estudiando la posibilidad de crear un Renault ZOE RS.

Renault ZOE e-Sport Concept

‘Estamos estudiando desarrollar una versión RS del ZOE, pero nos tomará tiempo dar el paso. Las prestaciones de las baterías han aumentado hasta el punto de que ahora es factible esa idea, hace unos años no era así. Estamos comenzando con el proyecto’.

Que el máximo responsable de una división tan respetada como Renault Sport, hable de variantes racing eléctricas no debería extrañar a nadie. Campeonatos como la Fórmula E están permitiendo que la evolución de las baterías hayan tomado buen ritmo. Hasta ahora, la oferta de eléctricos se ha centrado en modelos urbanos de prestaciones contenidas (exceptuando algunos modelos muy exclusivos y caros) pero la experiencia y conocimientos sobre motores eléctricos es muy amplia. A cualquier ingeniero le resultaría fácil explotar las posibilidades que ofrecen si tiene una fuente de energía fiable.

Un punto donde las baterías, obviamente, son la clave. El propio Ratti habla sobre ello afirmando que el prototipo sólo podría circular ‘gas a fondo’ durante 15 minutos. Un límite demasiado escaso, que se suma al peso adicional de las baterías. Otro apartado donde el trabajo necesitará de todo el saber hacer de Renault Sport.

Renault ZOE RS X-Tomi Design

De todas formas poco más podemos comentar al respecto, aunque todas las miradas se han centrado irremediablemente en el Renault ZOE e-Sport Concept. Un pequeño monstruo que crearon en Renault con dos motores eléctricos (uno sobre cada eje) con 460 CV y 1.400 kg. Es un automóvil pesado para su tamaño, aun cuando emplea fibra de carbono profusamente. No obstante, acelera de 0 a 100 en 3,2 segundos y ofrece 402 km de autonomía (ciclo NEDC).

¿Tendrá un aspecto tan tremendo si llega a producción el ZOE RS? Pues yo diría que no. Es muy radical aunque puede que me equivoque si tenemos como referencia los Renault 5 Turbo o el Renault Clio V6. Todo es posible, pero hace mucho que un coche deportivo de este tipo no recibe un tratamiento tan bruto…

Destacar, antes de finalizar, el trabajo de X-Tomi Design, que allá por marzo se sacaba de la manga un Renault ZOE RS (imagen justo encima) con una planta genial e incluso publicaciones como motor1.com hablaban de soñar (gratis) con una versión Renault Sport sobre un coche como el ZOE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here