BMW X7

‘SAV’. Sport Activity Vehicle. Así denominó BMW, allá por 1999, al primer BMW X5. Este modelo representaba una filosofía completamente nueva para la marca, era un segmento donde los bávaros no habían estado nunca. Pero el éxito ha sido tan alto, que desde entonces hasta el día de hoy, la gama ha crecido exponencialmente y se encuentra a punto de culminar con un auténtico ‘monstruo’ con ruedas de 23 pulgadas y siete plazas que recibe, al menos por el momento, el nombre de BMW Concept X7 iPerformance.

El BMW X5 nació de explotar la experiencia de Land Rover en el sector. La firma alemana se hizo con el control de tan mítico nombre en 1994, teniendo los planos del ‘SAV’ listos y aprobados en 1996. El futuro BMW X7 se basa en todo lo aprendido hasta el momento por la marca, habiendo desarrollado una gama que abarca muchísimas parcelas del segmento SUV. Casi la totalidad de ellas y hasta inventándose alguna. Es el culmen de la Serie X de BMW, una réplica del Serie 7 con aspiraciones camperas.

Aspiraciones, ojo, nada de aptitudes. Al menos así parece a simple vista observando las fotos del prototipo que BMW se lleva a Frankfurt. Puedo afirmar, salvo en el caso del BMW X6 por haber tenido oportunidad de hacerlo, que la gama SUV de BMW se defiende especialmente bien por terrenos no asfaltados y por barrizales espectaculares. Lo he constatado en primer persona. Pero el BMW X7 va dirigido a otro tipo de comprador así que es lógico que las aptitudes off road queden un poco de lado. No obstante, se postula como uno de los principales rivales de modelos como el Range Rover, obligando a no descuidar en exceso dicho aspecto.

BMW Concept X7 iPerformance

La llegada de este enorme SUV no es ninguna sorpresa, ya conocíamos el proyectop e incluso, sabemos que la plataforma es compartida con el Rolls-Royce Cullinam. Pero no esperábamos ver el apellido ‘iPerformance’ desde el primer momento, lo que hace pensar en una motorización híbrida enchufable. Posiblemente la vista en el BMW 740e iPerformance, compuesta por un dos litros turbo de 258 CV y un eléctrico de 113 CV, anunciando una potencia conjunta de 326 CV y un estúpido consumo de 2,1 litros que se comunicaba con el aviso de ‘pendiente de homologación’. Evidentemente, según ciclo NEDC…

Decimos posiblemente porque BMW no ha dado datos respecto al concepto, sin duda, esperando a Frankfurt como tenían pensado desde el principio y ofreciendo lo que ves ahora un poco, digamos, precipitado, tras las filtraciones que dejaban al descubierto el coche al completo (especulación mía, obviamente). Un coche que sólo representa un adelanto de lo que podrá ser el modelo de serie, con unas llantas absurdamente grandes y los típicos riñones de la marca que lucen un tamaño nunca visto. Personalmente me resultan horribles, con demasiado cromado que los hace resaltar en exceso sobre el resto del diseño.

Opinión personal, evidentemente. Pero para gustos los colores y ahí están las fotos para que cada uno forme su propia opinión. Como ocurre con el habitáculo, que a pesar de contar con líneas bastante conceptuales permite formarse una idea, de como podría ser el que llegue finalmente a producción. Se pueden intuir las líneas básicas de todos los interiores de BMW aunque se da preponderancia a la tecnología.

Interior del BMW Concept X7 iPerformance

El BMW Concept X7 iPerformance cuenta con seis plazas, todas ellas con asientos individuales. Con u diseño bastante sencillo pero con cierto toque futurista, como el resto del coche. Todo el habitáculo está bordeado por una línea de LED que cambian de tonalidad según circunstancias o gustos que, junto a la pantalla de 12,3 pulgadas, al cuadro de mandos digital, a todos los paneles de mando táctiles y anas enormes pantallas en los respaldos de los asientos, provocan una imagen muy tecnológica que muy posiblemente no llegue a producción salvo alguna excepción.

Fotos del BMW Concept X7 iPerformance

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here