Adui R8 RWS

Es evidente que el Audi R8 supuso un revulsivo para la firma. Era su primer deportivo con aspecto de deportivo. Redundancia con la que pretendo dar un poco de énfasis a la idea con la que se puso en marcha el coche. Por entonces, y justo en pleno ‘boom’ de la dichosas crisis, el Audi R8 venía a demostrar que la firma de los cuatro aros sabía hacer algo más que familiares con esteroides. Vale que sus RS Avant siempre han sido rápidos y apenas tienen rivales, pero en la marca querían algo más.

Cuando el primer deportivo de Audi se puso en circulación en el año 2006 (entregas en 2007), Audi convertía en realidad el Le Mans Quattro Concept que presentaron en Frankfurt cuatro años antes. Lo hacían prácticamente sin cambios, como ocurrió con la primera generación del Audi TT (por Tourist Trophy, ¿lo recuerda alguien?) y rompió algún que otro tabú en el sector. El Audi R8 no sólo era rápido, también era el deportivo más usable en el día a día, con unos costes de mantenimiento por debajo de la media y el diseño más logrado y aplaudido de toda la historia de Audi, con permiso del mencionado Audi TT, considerado un icono del diseño alemán.

Audi R8 RWS

El R8 era un coche que nació por imagen. Si pretendes auparte hasta el segmento premium no sólo vale con ofrecer buenos productos, tienes que parecer premium y estás obligado a tener algún trasto más ‘gordo’ de lo normal. Un proyecto que ni siquiera tenían claro al 100% dentro de la propia firma, pero el hecho de contar con Lamborghini integrada en el conglomerado industrial facilitó las cosas.

Hay que reconocerlo, al César lo que es del César. Es muy posible que sin la presencia de los italianos, el Audi R8 nunca habría existido. De entrada, compartía muchos elementos con el Lamborghini Gallardo e incluso se llegó a usar el mismo motor V10. Exactamente igual que como ocurre ahora con el Huracán.

Audi R8 de propulsión

No obstante, mientras en Sant’Agata tenían un deportivo má radical y se atrevían con versiones que prescindían de la tracción total entre otras cosas, Audi mantenía en todas sus versiones el sistema quattro de propulsión a las cuatro ruedas sin importar la versión. Una característica principal de Audi y una de las señas de identidad del R8, hasta hoy.

Con motivo del Salón del Automóvil de Frankfurt, Audi nos sorprende con el Audi R8 RWS (Rear Wheel Series). El primer Audi R8 de propulsión desde que el modelo pisara la línea de producción. Y nuevamente, no podemos evitar pensar en Lamborghini y su Huracán RWD. Pero tampoco es necesario comprarlos aunque compartan más cosas que un mismo propietario, como el motor. El Audi R8 siempre ha tenido un planteamiento menos racing desde el primer día y esta vez no es diferente.

Interior Audi R8 RWS

De entrada, al menos por el momento pues vaya usted a saber que ocurre, el motor elegido es la versión más ‘básica’ del V10 de 5,2 litros. Es decir, la variante de 540 CV. No es precisamente problema pues la pérdida de la tracción total supone al mismo tiempo perder 50 kg de peso por el camino. Así, tenemos un deportivo de 1.620 kg, aunque conserva el cambio S-Tronic de doble embrague y siete relaciones.

El objetivo que se busca con esta nueva variante no es lograr las máximas prestaciones. Se ha ido demostrando con los últimos miembros del selecto club de los llamados ‘supercoches’, que la tracción total es lo más eficaz y también seguro, a la hora de transmitir una elevada cantidad de potencia. El Audi R8 RWS lo que pretende es ofrecer mayores sensaciones al volante, obtener un comportamiento más deportivo y responder rotundamente a los últimos miembros de los deportivos de propulsión como el Mercedes-AMG GT o el Jaguar F-Type. Además, cuenta con un reparto de pesos bastante bueno del 40/60 (delante y detrás respectivamente).

Placa numerada Audi R8 RWS

Por otro lado, se han desarrollado unos ajustes específicos para el chasis y la electrónica, a lo que han llamado modo ‘Dynamic’, otorgando un punto más deportivo al modelo.

Se fabricarán un total de 999 ejemplares, todos ellos numerados con una placa en el habitáculo y con un precio de partida, desde el próximo día 15 de septiembre, de 165.500 euros.

Fotos del Audi R8 RWS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here