Aston Martin DB11 Volante

Aston Martin continúa con su renovación, con el camino tomado tras el acuerdo con Mercedes-AMG que promete un salto cualitativo y cuantitativo nunca visto en la firma británica. Con este acuerdo, se deja atrás definitivamente la ‘época Ford’ que todavía sigue siendo la base de algunos modelos que dirán adiós definitivamente cuando llegue por fin, el nuevo Aston Vantage.

Del próximo Vantage ya se habló cuando la marca publicó unas imágenes del modelo todavía camuflado en el mes de agosto. Un GT que deberíamos ver definitivamente antes de que termine el año, aunque antes de que eso ocurra ya podemos enseñaros el Aston Martin DB11 Volante, la versión abierta del buque insignia inglés. La marca dio mucho sobre lo que hablar cuando presentaron el DB11 en 2015.

Aston Martin DB11 Volante vista de perfil

Aquel Gran Turismo era la entrada en una nueva era, con el primer motor turbo de la marca. Un V12 biturbo de desarrollo propio que quedó un poco eclipsado, aunque sólo un poco, por la llegada del Aston Martin DB11 V8. El primer Aston que recibía uno de los motores V8 AMG y precisamente, la variante que pierde el techo para convertirse en nuestro protagonista, el Aston Martin DB11 Volante.

Únicamente, será el motor V8 el que ocupe el vano motor de la versión descapotable del DB11. Modelo con el que se continúa la tradición pero, como se hizo en 2015, entrando en una nueva era con una estructura de aluminio que anuncia un aumento de la rigidez en un 5%, perdiendo 26 kg por el camino respecto al Aston Martin DB9 Volante.

Aston Martin DB11 Volante sin techo Aston Martin DB11 Volante con techo

Se recurre a un techo de lona con un diseño ‘redondo’, como se suele decir, que no rompe en absoluto la armonía de las líneas. Todo lo contrario, potencia todavía más la silueta del cupé y logra que el Aston DB11 sea todavía más atractivo, aunque claro, esto es una apreciación personal. Lo que sí es oficial son las ocho capas que forma este techo de lona así como los 14 segundos que tarda en esconderse tras los asientos. Por el contrario, son 16 segundos los necesarios para volver a cubrir el habitáculo.

Desde la marca, afirman haber sometido el techo a unas pruebas de durabilidad especialmente duras, simulando en un solo mes, el equivalente a 10 años de uso. Los responsables de desarrollo del Aston Martin DB11 Volante, han llegado a realizar 110.00 ciclos de apertura y cierre de la capota y lo han probado en lugares como el Valle de la Muerte o el Ártico para comprobar su estanqueidad y el aislamiento.

En cuanto a las cifras del motor, son las mismas del cupé. Es decir, se trata de un V8 de cuatro litros con dos turbos que rinde 510 CV a 6.000 rpm y 675 Nm entre 2.000 y 5.000 rpm, combinado con el cambio automático de ocho relaciones y un autoblocante trasero.

Fotos del Aston Martin DB11 Volante

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here